Boletín de coyuntura sobre conflictividad laboral, negociación colectiva y mercado de trabajo - III trimestre de 2018


Presentamos el "Informe sobre Conflictividad laboral, negociación colectiva y mercado de trabajo" del tercer trimestre de 2018. Los datos incluidos en este informe muestran aspectos muy significativos de la situación que atraviesan los trabajadores y trabajadoras. Entre ellos se destacan una fuerte caída del salario real, que en el mes de septiembre se ubicó entre el 11% y el 12,5% para los trabajadores del sector privado y público respectivamente, una destrucción de empleo en el sector privado, y la profundización de una fase de deterioro del empleo en la industria manufacturera que ya lleva tres años ininterrumpidos.

El Informe también describe las características de la negociación colectiva a lo largo del año y sus resultados en materia salarial, incluyendo como anexo una actualización de los recientes acuerdos que revisaron las paritarias de la primera mitad del año. A su vez, también se presentan datos sobre la evolución de la conflictividad laboral que muestran un incremento tanto de los conflictos como de las acciones conflictivas, destacándose los crecimiento de los conflictos en el sector informal y de aquellos donde participan en forma conjunta trabajadores del sector público y privado.

Síntesis estadística

Conflictividad laboral

  • En el tercer trimestre de 2018 la cantidad de conflictos laborales creció un 12% en comparación con el mismo trimestre del año anterior. Este comportamiento se explica por un crecimiento de los conflictos en el sector privado (18%), en el sector informal y con la participación de trabajadores de más de un sector (en ambos casos se duplican respecto del tercer trimestre de 2017). Este aumento permitió mostrar un incremento de la conflictividad aún a pesar de una caída en el sector público (-14%).
  • A lo largo del 2018 el crecimiento más significativo de los conflictos laborales se dio en el sector informal y en los reclamos con participación de varios sectores. En ambos casos ya representan casi el 10% del total de los conflictos, lo que representa una participación creciente respecto de los años anteriores.
  • En el sector público si bien se registró una caída en la cantidad de conflictos, ello se dio a la par de un incremento de las acciones (34%). Ello implica una mayor intensidad de cada uno de los conflictos llevados adelante por los trabajadores del sector.
  • Tanto en el sector público como en el sector privado la dinámica de los conflictos sigue estando vinculada a situaciones de crisis económica: el 50% de los conflictos se originaron en despidos, suspensiones o reclamos por deudas salariales.

Negociación colectiva

  • La cantidad de convenios y acuerdos colectivos homologados por el Ministerio de Trabajo de la Nación se ha mantenido relativamente estable durante el año 2018 en comparación con un año atrás. De esta manera, se ha convalidado el fuerte retroceso con relación a los años previos. En comparación con 2016 la caída de las homologaciones se encuentra en torno al 40%.
  • La negociación colectiva durante los primeros meses de 2018 estuvo centrada en la revisión de los acuerdos salariales del año 2017. Los primeros acuerdos establecieron incrementos en torno al 15%, mientras que en una segunda tanda los aumentos llegaron al 25%. En todos los casos resultaron insuficientes frente a la evolución de la inflación, situación que originó sucesivas revisiones que aún hoy no han concluido. En muchos casos los acuerdos salariales culminaron estableciendo incrementos superiores al 40% anual, aunque ello no impidió un deterioro de la masa salarial percibida a lo largo del año, en tanto dichos aumentos se harán efectivos con un rezago significativo.

Mercado de trabajo

  • El salario real de los trabajadores registrados del sector privado experimentó en el tercer trimestre de 2018 una caída interanual del 8,6%, mientras que en el sector público la caída fue del 10,1%. Estas variaciones fueron aún más importantes en el mes de septiembre, cuando llegaron al 10,9% y 12,5% respectivamente de caída.
  • En el mes de septiembre (últimos datos oficiales disponibles) el empleo registrado en el sector privado profundizó la caída iniciada en abril de este año. En seis meses la cantidad de trabajadores cayó un 2,15% (136.239 trabajadores menos) y no existen señales que permitan una reversión de este proceso en el corto plazo.
  • En el caso de la industria manufacturera la caída del empleo ya acumula tres años ininterrumpidos y desde septiembre de 2015 se perdieron 107.933 puestos de trabajo (un 8,6%). Lejos de encontrar un piso en esta caída, la información oficial disponible muestra que el ritmo de destrucción de puestos de trabajo en la industria se aceleró este año, incluso por sobre los niveles de 2016. Adicionalmente, ningún otro sector de la actividad económica muestra un mínimo dinamismo tendiente a compensar la caída del empleo en la industria.

Descargar Informe

Anexo - Revisiones Salariales

Investigaciones /Negociacion colectiva y conflicto laboral /Informes periódicos

 

El salario en caída libre: los/as trabajadores/as ante el peor año desde 2002 (Octubre 2018)


Presentamos un informe donde se sistematiza la evolución del salario en 10 actividades (servicios, industria, sector público) al cuarto trimestre de 2018 en comparación con el mismo período de 2015 y 2017. Para ello se incluyeron los aumentos salariales ya previstos para los próximos meses y la inflación estimada en el relevamiento de expectativas de mercado que hace el Banco Central.

En comparación con el IV trimestre de 2017 las pérdidas son de entre el 10% y el 17%, siendo los sectores más afectados la industria de la alimentación y la administración pública nacional, con caídas interanuales del 17%. Por el contrario, comercio y sanidad registran una caída de "solo" el 10%.
Si la comparación se realiza con el cuarto trimestre de 2015, los mayores retrocesos son en la industria textil y en la administración pública nacional, con caídas del 25% en términos reales, mientras que comercio y sanidad vuelven a registrar las menores caídas, en torno al 13%. Aquí también se destaca la evolución de algunas actividades como transporte automotor de cargas (camioneros) e industria metalúrgica (UOM), que registran caídas acumuladas en tres años cercanas al 20%.
En todos los casos, de no mediar una reapertura generalizada de las negociaciones salariales, el retroceso de los ingresos de los trabajadores y las trabajadoras durante el 2018 será el más importante desde la crisis de 2002.


Descargar PDF

Investigaciones /Negociacion colectiva y conflicto laboral /Informes temáticos

 

Los recortes en el sistema de asignaciones familiares: en la hoja de ruta del acuerdo con el FMI (Julio 2018)


Desde el Observatorio presentamos un informe con un primer análisis del decreto 702/18 que establece modificaciones al sistema de asignaciones familiares.

Descargar PDF

Investigaciones /Negociacion colectiva y conflicto laboral /Informes temáticos

 

Detenciones, causas penales y represión de la protesta social (Abril 2018)


Adjuntamos un informe con datos actualizados sobre represión y criminalización de la protesta, incluidas las detenciones de hoy. En términos generales, se aprecia una intensificación de la represión y criminalización de la protesta. En efecto, los casos de represión se mantienen relativamente estables pero la violencia física utilizada es mayor. Asimismo, se incrementan las causas penales (con los datos a septiembre ya estamos en la misma cantidad de todo 2016) y las detenciones experimentan un crecimiento notable (prácticamente se duplican en 2017 respecto de 2016)

Descargar PDF

Investigaciones /Negociacion colectiva y conflicto laboral /Informes temáticos

 

El gradualismo en materia laboral se expresa en la deslaboralización de las prestaciones de servicios profesionales. (Abril 2018)


Comentarios al fallo Rica c Hospital Alemán s/despido - CSJN

Descargar PDF

Investigaciones /Negociacion colectiva y conflicto laboral /Informes temáticos

 

Informe Anual 2017: Individualización de las relaciones laborales y construcción del enemigo interno


Mercado de trabajo: precarización de la estructura ocupacional y caída del salario real

  • La tasa de desempleo se ubicó a finales de 2017 en los niveles más bajos de los últimos dos años. Sin embargo, ello se dio a la par de un crecimiento persistente del trabajo no registrado y de un retroceso de la tasa de asalarización. En otras palabras, el mercado de trabajo fue traccionado, al menos en los últimos dos años, por las formas más precarias de inserción laboral (trabajo por cuenta propia y trabajo no registrado).
  • Los ocupados registrados crecieron en el IV trimestre de 2017 un 2,2% en comparación con el mismo período del año anterior. Este comportamiento se explica por el incremento de los ocupados por cuenta propia (5,6% anual) y de los asalariados en casas particulares (4,3% anual). Por su parte, los asalariados registrados del sector privado aumentaron un 1,3% y los del sector público un 1,3%, porcentajes que se encuentran más cercanos al crecimiento vegetativo de la población.
  • En comparación con el IV trimestre de 2015, la variación positiva de la cantidad de ocupados registrados se explica casi exclusivamente por los autónomos y monotributistas (se incrementan un 8,9% en dos años) y los asalariados en casas particulares (crecen un 7,3%). Por el contrario, los asalariados registrados en el sector público crecieron a una tasa similar al crecimiento vegetativo de la población (2,2% en dos años), mientras que los del sector privado se incrementaron apenas un 0,2% lo que implica un retroceso importante en términos relativos.
  • En diciembre de 2017 el salario real de los asalariados registrados del sector privado se ubicó un 1,6% por debajo de los niveles del mismo mes del año anterior, situación que replicó el comportamiento del año 2016 cuando la caída salarial había sido del 4,3%. Por primera vez desde la crisis del 2001 se registraron dos años consecutivos de caída salarial en la comparación punta a punta.

Conflictos laborales: cambios en la dinámica de la conflictividad e intensificación de la violencia estatal contra la protesta social

  • La cantidad de conflictos laborales se redujo un 12,9% en 2017 en comparación con un año atrás. Esta caída se da en el marco de un retroceso tendencial de los conflictos laborales en general, que registraron el menor valor desde el año 2014, y es más significativa aún en los lugares de trabajo en el sector privado, donde se encuentran en el nivel mínimo desde que comenzamos a efectuar este relevamiento en el año 2007.
  • En el sector privado el miedo a perder el puesto de trabajo estaría actuando como factor de disciplinamiento de las demandas descentralizadas y en términos generales los conflictos que se sostienen en este ámbito son aquellos que resultan inevitables, es decir, aquellos en los que está en juego la propia subsistencia de los puestos de trabajo. En el 2017 tres de cada cuatro conflictos en este ámbito se originaron en un reclamo vinculado a despidos, suspensiones o deudas salariales.
  • En el sector público también se destaca el crecimiento de los conflictos vinculados a situaciones de crisis, que se encuentran en los mayores valores relativos desde que comenzamos a realizar este relevamiento en el año 2011.
  • La caída de la cantidad de conflictos se dio a la par de la realización de grandes movilizaciones en el espacio público, que se replicaron a lo largo de todo el año y que fueron convocadas por un amplio abanico de organizaciones sindicales, sociales y políticas.
  • La respuesta estatal a este cambio en la dinámica de la conflictividad (menos conflictos en los lugares de trabajo, mayor presencia de acciones masivas en la vía pública) incluyó una intensificación de la represión de la protesta social. En particular, durante el 2017 se registró se duplicaron las detenciones de manifestantes en el marco de protestas colectivas en comparación con el año anterior, desde el Estado comenzó a presentarse a los “manifestantes” colectivos como “enemigos internos”. La contracara discursiva de esta búsqueda de debilitar las formas de acción colectivas es la figura del “ciudadano – individuo – emprendedor”.
  • El cuestionamiento a las instancias colectivas de resistencia a las políticas gubernamentales incluyó también un incremento de las acciones destinadas a deslegitimar o dificultar la acción sindical. Entre ellas se encuentran la intervención de sindicatos, el desconocimiento de sus procesos electorales y la detención y persecución de dirigentes.

Negociación colectiva: fuerte retroceso de la cantidad de unidades homologadas

  • En 2017 la cantidad de convenios y acuerdos colectivos homologados por el Ministerio de Trabajo de la Nación se redujo un 42% en comparación con el año anterior. Se trata de la menor cantidad de negociaciones colectivas desde el año 2007.
  • Esta disminución puede deberse a una multiplicidad de causas. Entre ellas pueden encontrarse un desaliento por parte del Ministerio de Trabajo y de los empleadores, favoreciendo una mayor unilateralidad, una resistencia por parte de las organizaciones a negociar en condiciones de mayor debilidad estructural e institucional, y aspectos administrativos en los procesos de homologación. En cualquier caso, la magnitud de la caída da cuenta de transformaciones que, de sostenerse en el tiempo, pueden implicar cambios muy significativos en el sistema de relaciones laborales.
  • En términos generales los acuerdos salariales se ubicaron por debajo de la inflación anual del 2017. Sin embargo, ya sea por aplicación de las cláusulas gatillo, ya sea por la apertura de mecanismos de revisión (principalmente a lo largo del primer trimestre de 2018), los básicos de convenio se mantuvieron relativamente constantes en términos reales.

Descargar Informe Anual 2017

Descargar Anexo

Investigaciones /Negociacion colectiva y conflicto laboral /Informes periódicos

 

Detenciones, causas penales y represión de la protesta social (2016 – 2017) - Diciembre 2017


Adjuntamos un informe con datos actualizados sobre represión y criminalización de la protesta, incluidas las detenciones de hoy. En términos generales, se aprecia una intensificación de la represión y criminalización de la protesta. En efecto, los casos de represión se mantienen relativamente estables (incluso podrían ser menos en 2017 en comparación con 2016 una vez que finalicemos el relevamiento anual), pero la violencia física utilizada es mayor. Asimismo, se incrementan las causas penales (con los datos a septiembre ya estamos en la misma cantidad de todo 2016) y las detenciones experimentan un crecimiento notable (prácticamente se duplican en 2017 respecto de 2016).

Descargar PDF 

Investigaciones /Negociacion colectiva y conflicto laboral /Informes temáticos